3 MINERALES QUE SIEMPRE SON SINTÉTICOS (Y MUCHA GENTE NO SABE QUE LO SON)

Las alarmas sonaron en GEO ROOM el primer día en que oímos a alguien, mirando nuestros rodados de opalita, decir “Mira, ¡opalita!… Ah, pero esta es sintética”. Ese “esta” nos resultó sospechoso, así que decidimos preguntarle a la clienta directamente. Resultó que, como en muchos lugares (webs, tiendas online, tiendas esotéricas) no indican que la opalita es sintética, había llegado a la conclusión de que las opalitas de esos lugares eran naturales, mientras que las nuestras, como bien señalizaba la etiqueta, no lo eran. Y no estaba sola. Durante los casi cuatro años que llevamos de andadura, en innumerables ocasiones hemos tenido que dar la mala noticia de que las piedras que nuestros clientes habían comprado en otros sitios como naturales, eran el realidad un producto fabricado por el ser humano.

Hoy os hablaremos de tres de las más habituales: la opalita, la aventurina sintética o “goldstone”, y la “obsidiana de andara”.

OPALITA

La opalita es un mineral sintético (compuesto de vidrio) que imita al mineral natural llamado ópalo, y a su propiedad, la “opalescencia”. El ópalo común natural casi siempre es blanco, aunque a veces el ópalo presenta opalescencia (destellos de colores producidos por la falta de estructura cristalina de este “mineraloide”) y se denomina “ópalo noble”. La opalita, aunque sintética, es una piedra muy atractiva y no suele faltar en ninguna colección de minerales rodados. En GEO ROOM nos encanta y la solemos tener disponible en colgantes, rodados, pirámides, etc., siempre indicando que se trata de un material sintético.

AVENTURINA SINTÉTICA O “GOLDSTONE”

Otro clásico (y con una gran historia detrás) de los minerales sintéticos es la aventurina sintética o “goldstone”, siendo la de color rojizo con motitas doradas la que con más facilidad se encuentra en el mercado, aunque también existe su versión azul con motitas doradas. Este vidrio sintético, creado en una atmósfera con bajo contenido en óxigeno, y cuyos brillos proceden de partículas de cobre, no existe en la naturaleza, y si nos fijamos bien, la ausencia de imperfecciones en la superficie del material es lo que nos da la clave. Digamos que el goldstone es “demasiado bueno como para ser cierto”. Las aventurinas naturales, por otra parte, pertenecen a la familia de los cuarzos y suelen ser verdes, por las inclusiones de fuchsita (aunque también se encuentren de otros colores, como azul, debido a inclusiones de dumortierita).

OBSIDIANA DE ANDARA

Obsidiana de andara

Otro cristal de laboratorio que se coló en el imaginario colectivo de los amantes de las piedras como natural. La obsidiana de andara no es una obsidiana, sino un vidrio producido expresamente por el ser humano. Las obsidianas naturales son un vidrio, en efecto, pero creado de manera natural por la actividad volcánica, y su color más habitual suele ser negro/parduzco, marrón si se trata de un ejemplar más translúcido. En ningún caso encontraremos obsidianas naturales de color verde agua y totalmente lisas. La obsidiana de andara es un cristal hermoso, pero sintético.

Como veis, el de los minerales sintéticos es un mundo, y aunque en GEO ROOM nos encantan todos los minerales, ya sean sintéticos, artificiales, naturales, pulidos, tamboreados, tallados o en bruto, nos parece importante indicar siempre si nuestros artículos son naturales, sintéticos o artificiales, para que, una vez el consumidor esté informado, tome la decisión final de si añadir o no ese mineral a su colección personal.

¿Te has quedado con ganas de tener una preciosa opalita o un ejemplar de “aventurina goldstone”? Ven a vernos a GEO ROOM, tienda de minerales y fósiles en Madrid, C/ Bretón de los Herreros 22.

JADE QUE NO ES JADE: LOS RODILLOS FACIALES Y EL “NUEVO JADE”

Rodillo de “Nuevo Jade”

Siempre es una pena tener que ser portadores de malas noticias, pero cuando se trata de minerales, nos gusta hablar con claridad: Gran parte del jade que se vende en la actualidad como jade… no es jade.

“¿¿Cómo??”, te estarás preguntando. En efecto. El jade es un mineral más bien escaso, del que existen dos variedades, ambas silicatos: la jadeíta (del grupo de los piroxenos), considerada más valiosa, y la nefrita (del grupo de los anfíboles), más común, pero igual de bella.

Jade variedad Nefrita, procedente de Canadá

Y ahora entra en la ecuación un tercer mineral, que sin ser un jade, se comercializa como tal en muchas ocasiones: la serpentina que se ha denominado “nuevo jade”, de un color verde claro, y de la que están hechos los populares “rodillos de jade”. Es tal la abundancia de esta piedra vendida como “jade”, que muchas personas miran con suspicacia el jade “real” (ya sea nefrita o jadeíta), ya que en su mente el jade es el mineral de los rodillos.

El llamado “nuevo jade” es una atractiva variedad de serpentina, muy abundante y muy similar físicamente al jade, y que por lo tanto se utiliza en sustitución de este en ornamentación, esculturas, etc.

“Nuevo jade”, variedad de serpentina

En conclusión, podríamos decir que si lo que buscas es jade, pregunta siempre por jadeíta o nefrita, y desconfía de las piezas de jade de color verde claro amarillento, ya que probablemente se trate de “nuevo jade”. Y no te preocupes: aunque los populares rodillos faciales sean de serpentina, siguen teniendo un efecto muy agradable y vigorizante sobre la piel de la cara, sobre todo si los dejas en la nevera un ratito antes de su uso por las mañanas.

Si quieres adquirir jade (tanto nefrita de Canadá como jadeíta de China y Birmania), en GEO ROOM (C/Bretón de los Herreros 22, Madrid) disponemos de rodados y de bisutería de esta piedra maravillosa (pulseras, colgantes, hilos de cuentas, ¡pregúntanos!).

MINERALES RODADOS: ¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN?

Mesa central de GEO ROOM, donde encontrarás todo tipo de rodados y minerales en bruto de pequeño formato.

La mayoría de visitas que recibimos en GEO ROOM son de personas que ya están familiarizadas con el mundo del coleccionismo mineral, pero de vez en cuando entra algún curioso que se queda mirando nuestra mesa central. Se da una vuelta, se da otra vuelta. Mira y re-mira. Y al final por fin se decide a preguntar “Estas piedras… ¿qué son? ¿para qué sirven?”, “¿son minerales naturales? ¿por qué tienen estas formas concretas?”
Hoy nos hemos propuesto responder a esas preguntas.

Los rodados son minerales y rocas que han pasado por una máquina de tamboreado, en la que las superficies de estas piedras son pulidas, y sus partes más afiladas suavizadas, otorgándoles un aspecto redondeado y un tacto liso y agradable. Es decir, que se trata de minerales naturales, pero que han sido pulidos. Muchas piedras naturales muestran sus cualidades estéticas de una manera más evidente una vez han sido pulidas, sobre todo si se trata de minerales con un hábito masivo o microcristalino (sin cristales visibles) como por ejemplo todas las variedades de jaspes. Los minerales no pierden su estructura ni sus propiedades al ser pulidos, de hecho en muchas ocasiones podemos percibir mejor el brillo, la transparencia y el color gracias a este proceso. Algunos cantos rodados pueden haber sufrido otros procesos (tintes, tratamientos con metales, tratamiento con calor) o directamente puede tratarse de minerales sintéticos, como la opalita o el goldstone. Cuando compres cantos rodados ¡recuerda siempre mirar bien las etiquetas! Y si tienes alguna duda ¡pregunta al personal!

Una muestra de los cantos rodados que encontrarás en GEO ROOM: malaquitas, jaspes, ópalos, cuarzos, sardónice, ónix, fluorita, ágatas, obsidianas, turmalinas, labradoritas, etc.

Muchas personas coleccionan cantos rodados como piedras de bolsillo, por su belleza, por las propiedades metafísicas que históricamente se han atribuido a ciertos materiales y las terapias que se llevan a cabo con estos, o para elaborar piezas de bisutería y joyería. Sea cual sea el motivo, siempre hay una buena excusa para hacerse con una colección de cantos rodados. En GEO ROOM nos encanta colocarlos en platitos de madera o en cuencos de cristal. Imagina qué bonita quedaría tu colección de cantos rodados en una bandeja en la estantería o en el mueble de la entrada dando la bienvenida a todo el mundo. También puedes componer cuadros preciosos, o guardarlos en cajas de madera convenientemente identificados… ¡Lo que se te ocurra! Si estás buscando dónde comprar piedras naturales en Madrid ¡no mires más! Ven a vernos a GEO ROOM. Estamos en C/Bretón de los Herreros 22 (metro Ríos Rosas/Alonso Cano).