3 MINERALES QUE SIEMPRE SON SINTÉTICOS (Y MUCHA GENTE NO SABE QUE LO SON)

Las alarmas sonaron en GEO ROOM el primer día en que oímos a alguien, mirando nuestros rodados de opalita, decir “Mira, ¡opalita!… Ah, pero esta es sintética”. Ese “esta” nos resultó sospechoso, así que decidimos preguntarle a la clienta directamente. Resultó que, como en muchos lugares (webs, tiendas online, tiendas esotéricas) no indican que la opalita es sintética, había llegado a la conclusión de que las opalitas de esos lugares eran naturales, mientras que las nuestras, como bien señalizaba la etiqueta, no lo eran. Y no estaba sola. Durante los casi cuatro años que llevamos de andadura, en innumerables ocasiones hemos tenido que dar la mala noticia de que las piedras que nuestros clientes habían comprado en otros sitios como naturales, eran el realidad un producto fabricado por el ser humano.

Hoy os hablaremos de tres de las más habituales: la opalita, la aventurina sintética o “goldstone”, y la “obsidiana de andara”.

OPALITA

La opalita es un mineral sintético (compuesto de vidrio) que imita al mineral natural llamado ópalo, y a su propiedad, la “opalescencia”. El ópalo común natural casi siempre es blanco, aunque a veces el ópalo presenta opalescencia (destellos de colores producidos por la falta de estructura cristalina de este “mineraloide”) y se denomina “ópalo noble”. La opalita, aunque sintética, es una piedra muy atractiva y no suele faltar en ninguna colección de minerales rodados. En GEO ROOM nos encanta y la solemos tener disponible en colgantes, rodados, pirámides, etc., siempre indicando que se trata de un material sintético.

AVENTURINA SINTÉTICA O “GOLDSTONE”

Otro clásico (y con una gran historia detrás) de los minerales sintéticos es la aventurina sintética o “goldstone”, siendo la de color rojizo con motitas doradas la que con más facilidad se encuentra en el mercado, aunque también existe su versión azul con motitas doradas. Este vidrio sintético, creado en una atmósfera con bajo contenido en óxigeno, y cuyos brillos proceden de partículas de cobre, no existe en la naturaleza, y si nos fijamos bien, la ausencia de imperfecciones en la superficie del material es lo que nos da la clave. Digamos que el goldstone es “demasiado bueno como para ser cierto”. Las aventurinas naturales, por otra parte, pertenecen a la familia de los cuarzos y suelen ser verdes, por las inclusiones de fuchsita (aunque también se encuentren de otros colores, como azul, debido a inclusiones de dumortierita).

OBSIDIANA DE ANDARA

Obsidiana de andara

Otro cristal de laboratorio que se coló en el imaginario colectivo de los amantes de las piedras como natural. La obsidiana de andara no es una obsidiana, sino un vidrio producido expresamente por el ser humano. Las obsidianas naturales son un vidrio, en efecto, pero creado de manera natural por la actividad volcánica, y su color más habitual suele ser negro/parduzco, marrón si se trata de un ejemplar más translúcido. En ningún caso encontraremos obsidianas naturales de color verde agua y totalmente lisas. La obsidiana de andara es un cristal hermoso, pero sintético.

Como veis, el de los minerales sintéticos es un mundo, y aunque en GEO ROOM nos encantan todos los minerales, ya sean sintéticos, artificiales, naturales, pulidos, tamboreados, tallados o en bruto, nos parece importante indicar siempre si nuestros artículos son naturales, sintéticos o artificiales, para que, una vez el consumidor esté informado, tome la decisión final de si añadir o no ese mineral a su colección personal.

¿Te has quedado con ganas de tener una preciosa opalita o un ejemplar de “aventurina goldstone”? Ven a vernos a GEO ROOM, tienda de minerales y fósiles en Madrid, C/ Bretón de los Herreros 22. También online en minerales-geo-room.myshopify.com