3 MINERALES QUE SIEMPRE SON SINTÉTICOS (Y MUCHA GENTE NO SABE QUE LO SON)

Las alarmas sonaron en GEO ROOM el primer día en que oímos a alguien, mirando nuestros rodados de opalita, decir “Mira, ¡opalita!… Ah, pero esta es sintética”. Ese “esta” nos resultó sospechoso, así que decidimos preguntarle a la clienta directamente. Resultó que, como en muchos lugares (webs, tiendas online, tiendas esotéricas) no indican que la opalita es sintética, había llegado a la conclusión de que las opalitas de esos lugares eran naturales, mientras que las nuestras, como bien señalizaba la etiqueta, no lo eran. Y no estaba sola. Durante los casi cuatro años que llevamos de andadura, en innumerables ocasiones hemos tenido que dar la mala noticia de que las piedras que nuestros clientes habían comprado en otros sitios como naturales, eran el realidad un producto fabricado por el ser humano.

Hoy os hablaremos de tres de las más habituales: la opalita, la aventurina sintética o “goldstone”, y la “obsidiana de andara”.

OPALITA

La opalita es un mineral sintético (compuesto de vidrio) que imita al mineral natural llamado ópalo, y a su propiedad, la “opalescencia”. El ópalo común natural casi siempre es blanco, aunque a veces el ópalo presenta opalescencia (destellos de colores producidos por la falta de estructura cristalina de este “mineraloide”) y se denomina “ópalo noble”. La opalita, aunque sintética, es una piedra muy atractiva y no suele faltar en ninguna colección de minerales rodados. En GEO ROOM nos encanta y la solemos tener disponible en colgantes, rodados, pirámides, etc., siempre indicando que se trata de un material sintético.

AVENTURINA SINTÉTICA O “GOLDSTONE”

Otro clásico (y con una gran historia detrás) de los minerales sintéticos es la aventurina sintética o “goldstone”, siendo la de color rojizo con motitas doradas la que con más facilidad se encuentra en el mercado, aunque también existe su versión azul con motitas doradas. Este vidrio sintético, creado en una atmósfera con bajo contenido en óxigeno, y cuyos brillos proceden de partículas de cobre, no existe en la naturaleza, y si nos fijamos bien, la ausencia de imperfecciones en la superficie del material es lo que nos da la clave. Digamos que el goldstone es “demasiado bueno como para ser cierto”. Las aventurinas naturales, por otra parte, pertenecen a la familia de los cuarzos y suelen ser verdes, por las inclusiones de fuchsita (aunque también se encuentren de otros colores, como azul, debido a inclusiones de dumortierita).

OBSIDIANA DE ANDARA

Obsidiana de andara

Otro cristal de laboratorio que se coló en el imaginario colectivo de los amantes de las piedras como natural. La obsidiana de andara no es una obsidiana, sino un vidrio producido expresamente por el ser humano. Las obsidianas naturales son un vidrio, en efecto, pero creado de manera natural por la actividad volcánica, y su color más habitual suele ser negro/parduzco, marrón si se trata de un ejemplar más translúcido. En ningún caso encontraremos obsidianas naturales de color verde agua y totalmente lisas. La obsidiana de andara es un cristal hermoso, pero sintético.

Como veis, el de los minerales sintéticos es un mundo, y aunque en GEO ROOM nos encantan todos los minerales, ya sean sintéticos, artificiales, naturales, pulidos, tamboreados, tallados o en bruto, nos parece importante indicar siempre si nuestros artículos son naturales, sintéticos o artificiales, para que, una vez el consumidor esté informado, tome la decisión final de si añadir o no ese mineral a su colección personal.

¿Te has quedado con ganas de tener una preciosa opalita o un ejemplar de “aventurina goldstone”? Ven a vernos a GEO ROOM, tienda de minerales y fósiles en Madrid, C/ Bretón de los Herreros 22.

JASPES QUE NO SON JASPES: PIEDRA ECLIPSE O "JASPE ABEJORRO"

Si te encanta coleccionar minerales, te habrás dado cuenta de que es una tarea que nunca acaba. Cuando creías que más o menos “controlabas” del tema, de repente aparece un nuevo mineral cuya existencia desconocías, y vuelves a maravillarte como la primera vez que entraste en una tienda como GEO ROOM.

Pues bien, la piedra de la que vamos a hablar hoy es uno de esos casos. El “bumblebee jasper” (en español traducido como “jaspe abejorro”) comenzó su andadura en este mundillo del coleccionismo allá por los años 1990, pero no fue hasta la década de los 2010 que empezó a popularizarse.

Y como muchas de las piedras que se popularizan, esta fue bautizada con un bonito nombre comercial que nada tiene que ver con su composición, ya que no se trata de un jaspe (variedad criptocristalina del cuarzo), sino de un material formado en torno a las fumarolas de un volcán (Papandayan), a partir de lava, azufre (lo que le otorga ese color amarillo tan característico) y sedimento en Kuningan, Java Occidental, Indonesia. Según algunas fuentes y diversos estudios realizados en los últimos años, el jaspe abejorro está formado también por pirita, rejalgar, calcita o hematites.

Así que ya sabes: Si quieres conseguir tu propio ejemplar de jaspe abejorro para la colección, o llevárselo a tu joyero de confianza para que confeccione un precioso colgante con este material de colores tan especiales, te esperamos en GEO ROOM, tienda de minerales y fósiles en Madrid (C/ Bretón de los Herreros 22, metro Ríos Rosas/Alonso Cano) de lunes a viernes de 10:30 a 14:30 y de 17:00 a 20:30, y los sábados de 10:30 a 14:30. Domingos y festivos cerrado.

KUNZITA: JACKIE KENNEDY, LITIO Y UN MINERALOGISTA NEOYORKINO QUE LLEGÓ A SER VICEPRESIDENTE DE TIFFANY’S

Kunzita de Afganistán

La kunzita es uno de los minerales más apreciados por coleccionistas y aficionados en la actualidad, además de los más buscados en ornamentación. Te contamos cinco curiosidades sobre este apasionante silicato.

1)La kunzita es una variedad de espodumena, un silicato (inosilicatos, grupo Piroxenos), que además tiene otra variedad verde, llamada “hiddenita”. El nombre “espodumena” procede del griego σποδυμενος , que significa “quemado a cenizas”, en alusión al color opaco y gris del mineral en su uso industrial.

2) Una de sus propiedades más interesantes es el pleocroísmo, por la cual absorbe las radiaciones luminosas de manera diferente dependiendo de la dirección de la luz que incide sobre ella. Así, el mismo cristal puede parecer de colores distintos (rosa, violeta) dependiendo del ángulo desde el que lo miremos.

El mismo cristal de kunzita de la foto anterior, observado desde otro ángulo, pudiendo apreciarse el pleocroísmo.

3) Debe su nombre al mineralogista George F. Kunz, un autodidacta que acabó trabajando para Tiffany’s, llegando a ser su vicepresidente con tan solo 23 años, y que identificó este mineral por primera vez en 1902, aunque la espodumena, de la que es variedad, había sido descrita ya en 1800 por el naturalista brasileño José Bonifacio de Andrada y Silva.

George F. Kunz, el mineralogista que dio nombre a la Kunzita.

4) La kunzita es una fuente de la que se extrae litio, aunque el mineral que le otorga la coloración rosada es el manganeso. Posee una dureza de entre 6’5 y 7, y pertenece al sistema monoclínico, con cristales prismáticos y tabulares alargados.

5) En agosto de 1963, el presidente John F. Kennedy encargó para su mujer Jacqueline Kennedy un espectacular anillo de kunzita y diamantes en Van Cleef and Arpels en Nueva York, donde anteriormente había adquirido su anillo de compromiso, con intención de regalárselo en Navidad. Tristemente nunca tuvo ocasión, ya que fue asesinado solo unas pocas semanas después. El anillo llegó a la Casa Blanca en noviembre, y Jacqueline lo llevó consigo durante muchos años.

Como ves, la kunzita es un mineral apasionante, y si te ha picado la curiosidad, puedes encontrarla en GEO ROOM, tu tienda de minerales en Madrid (C/ Bretón de los Herreros 22).