3 MINERALES QUE SIEMPRE SON SINTÉTICOS (Y MUCHA GENTE NO SABE QUE LO SON)

Las alarmas sonaron en GEO ROOM el primer día en que oímos a alguien, mirando nuestros rodados de opalita, decir “Mira, ¡opalita!… Ah, pero esta es sintética”. Ese “esta” nos resultó sospechoso, así que decidimos preguntarle a la clienta directamente. Resultó que, como en muchos lugares (webs, tiendas online, tiendas esotéricas) no indican que la opalita es sintética, había llegado a la conclusión de que las opalitas de esos lugares eran naturales, mientras que las nuestras, como bien señalizaba la etiqueta, no lo eran. Y no estaba sola. Durante los casi cuatro años que llevamos de andadura, en innumerables ocasiones hemos tenido que dar la mala noticia de que las piedras que nuestros clientes habían comprado en otros sitios como naturales, eran el realidad un producto fabricado por el ser humano.

Hoy os hablaremos de tres de las más habituales: la opalita, la aventurina sintética o “goldstone”, y la “obsidiana de andara”.

OPALITA

La opalita es un mineral sintético (compuesto de vidrio) que imita al mineral natural llamado ópalo, y a su propiedad, la “opalescencia”. El ópalo común natural casi siempre es blanco, aunque a veces el ópalo presenta opalescencia (destellos de colores producidos por la falta de estructura cristalina de este “mineraloide”) y se denomina “ópalo noble”. La opalita, aunque sintética, es una piedra muy atractiva y no suele faltar en ninguna colección de minerales rodados. En GEO ROOM nos encanta y la solemos tener disponible en colgantes, rodados, pirámides, etc., siempre indicando que se trata de un material sintético.

AVENTURINA SINTÉTICA O “GOLDSTONE”

Otro clásico (y con una gran historia detrás) de los minerales sintéticos es la aventurina sintética o “goldstone”, siendo la de color rojizo con motitas doradas la que con más facilidad se encuentra en el mercado, aunque también existe su versión azul con motitas doradas. Este vidrio sintético, creado en una atmósfera con bajo contenido en óxigeno, y cuyos brillos proceden de partículas de cobre, no existe en la naturaleza, y si nos fijamos bien, la ausencia de imperfecciones en la superficie del material es lo que nos da la clave. Digamos que el goldstone es “demasiado bueno como para ser cierto”. Las aventurinas naturales, por otra parte, pertenecen a la familia de los cuarzos y suelen ser verdes, por las inclusiones de fuchsita (aunque también se encuentren de otros colores, como azul, debido a inclusiones de dumortierita).

OBSIDIANA DE ANDARA

Obsidiana de andara

Otro cristal de laboratorio que se coló en el imaginario colectivo de los amantes de las piedras como natural. La obsidiana de andara no es una obsidiana, sino un vidrio producido expresamente por el ser humano. Las obsidianas naturales son un vidrio, en efecto, pero creado de manera natural por la actividad volcánica, y su color más habitual suele ser negro/parduzco, marrón si se trata de un ejemplar más translúcido. En ningún caso encontraremos obsidianas naturales de color verde agua y totalmente lisas. La obsidiana de andara es un cristal hermoso, pero sintético.

Como veis, el de los minerales sintéticos es un mundo, y aunque en GEO ROOM nos encantan todos los minerales, ya sean sintéticos, artificiales, naturales, pulidos, tamboreados, tallados o en bruto, nos parece importante indicar siempre si nuestros artículos son naturales, sintéticos o artificiales, para que, una vez el consumidor esté informado, tome la decisión final de si añadir o no ese mineral a su colección personal.

¿Te has quedado con ganas de tener una preciosa opalita o un ejemplar de “aventurina goldstone”? Ven a vernos a GEO ROOM, tienda de minerales y fósiles en Madrid, C/ Bretón de los Herreros 22.

JASPES QUE NO SON JASPES: PIEDRA ECLIPSE O "JASPE ABEJORRO"

Si te encanta coleccionar minerales, te habrás dado cuenta de que es una tarea que nunca acaba. Cuando creías que más o menos “controlabas” del tema, de repente aparece un nuevo mineral cuya existencia desconocías, y vuelves a maravillarte como la primera vez que entraste en una tienda como GEO ROOM.

Pues bien, la piedra de la que vamos a hablar hoy es uno de esos casos. El “bumblebee jasper” (en español traducido como “jaspe abejorro”) comenzó su andadura en este mundillo del coleccionismo allá por los años 1990, pero no fue hasta la década de los 2010 que empezó a popularizarse.

Y como muchas de las piedras que se popularizan, esta fue bautizada con un bonito nombre comercial que nada tiene que ver con su composición, ya que no se trata de un jaspe (variedad criptocristalina del cuarzo), sino de un material formado en torno a las fumarolas de un volcán (Papandayan), a partir de lava, azufre (lo que le otorga ese color amarillo tan característico) y sedimento en Kuningan, Java Occidental, Indonesia. Según algunas fuentes y diversos estudios realizados en los últimos años, el jaspe abejorro está formado también por pirita, rejalgar, calcita o hematites.

Así que ya sabes: Si quieres conseguir tu propio ejemplar de jaspe abejorro para la colección, o llevárselo a tu joyero de confianza para que confeccione un precioso colgante con este material de colores tan especiales, te esperamos en GEO ROOM, tienda de minerales y fósiles en Madrid (C/ Bretón de los Herreros 22, metro Ríos Rosas/Alonso Cano) de lunes a viernes de 10:30 a 14:30 y de 17:00 a 20:30, y los sábados de 10:30 a 14:30. Domingos y festivos cerrado.

JADE QUE NO ES JADE: LOS RODILLOS FACIALES Y EL “NUEVO JADE”

Rodillo de “Nuevo Jade”

Siempre es una pena tener que ser portadores de malas noticias, pero cuando se trata de minerales, nos gusta hablar con claridad: Gran parte del jade que se vende en la actualidad como jade… no es jade.

“¿¿Cómo??”, te estarás preguntando. En efecto. El jade es un mineral más bien escaso, del que existen dos variedades, ambas silicatos: la jadeíta (del grupo de los piroxenos), considerada más valiosa, y la nefrita (del grupo de los anfíboles), más común, pero igual de bella.

Jade variedad Nefrita, procedente de Canadá

Y ahora entra en la ecuación un tercer mineral, que sin ser un jade, se comercializa como tal en muchas ocasiones: la serpentina que se ha denominado “nuevo jade”, de un color verde claro, y de la que están hechos los populares “rodillos de jade”. Es tal la abundancia de esta piedra vendida como “jade”, que muchas personas miran con suspicacia el jade “real” (ya sea nefrita o jadeíta), ya que en su mente el jade es el mineral de los rodillos.

El llamado “nuevo jade” es una atractiva variedad de serpentina, muy abundante y muy similar físicamente al jade, y que por lo tanto se utiliza en sustitución de este en ornamentación, esculturas, etc.

“Nuevo jade”, variedad de serpentina

En conclusión, podríamos decir que si lo que buscas es jade, pregunta siempre por jadeíta o nefrita, y desconfía de las piezas de jade de color verde claro amarillento, ya que probablemente se trate de “nuevo jade”. Y no te preocupes: aunque los populares rodillos faciales sean de serpentina, siguen teniendo un efecto muy agradable y vigorizante sobre la piel de la cara, sobre todo si los dejas en la nevera un ratito antes de su uso por las mañanas.

Si quieres adquirir jade (tanto nefrita de Canadá como jadeíta de China y Birmania), en GEO ROOM (C/Bretón de los Herreros 22, Madrid) disponemos de rodados y de bisutería de esta piedra maravillosa (pulseras, colgantes, hilos de cuentas, ¡pregúntanos!).

CUARZOS “AURA”: CUANDO LOS METALES PRECIOSOS Y EL CUARZO SE UNEN

Surtido de Cuarzos Aura: aqua aura, tanzine aura, purple aura, cranberry aura, cobalt aura, etc.

Seguramente habrás visto un montón de fotos en Tumblr, en Instagram, en Pinterest, de unos cuarzos cuyos vibrantes colores te han dejado con la boca abierta. Lo más lógico es preguntarse: ¿Es posible que la naturaleza produzca estos minerales alucinantes que parecen sacados de un cómic de ciencia ficción? La respuesta es: No exactamente. Aunque la “base” de estos minerales es cuarzo natural de Arkansas, de Brasil, u otros lugares del mundo como China) y el material con el que se tratan también es natural (metales como hierro y metales preciosos como oro, plata, platino, cobalto, niobio, titanio, etc.), la unión de ambos elementos se produce mediante la mano del ser humano, en laboratorio.

El proceso de transformación de los cuarzos en “cuarzos aura” se produce en una cámara de vacío, donde se “espolvorea” el vapor de metal (o la mezcla de ellos) sobre el cuarzo a mucha temperatura, quedando fusionados. No se trata por lo tanto de minerales teñidos, ni irradiados. Es un proceso más complejo y más interesante, y eso se nota en el resultado. Los cuarzos mantienen su transparencia y su forma, pero adquieren nuevos colores e irisaciones gracias a los metales que se han utilizado en el proceso.

Cada metal produce un efecto en el cuarzo, y aunque los artesanos que llevan a cabo estos procesos no son muy amigos de compartir sus recetas, sería algo así:

  • Si se trata el cuarzo con oro de 24 kilates, se obtiene cuarzo “aqua aura”, de color aguamarina intenso.
  • Si se utiliza además plata o platino, obtenemos cuarzo “angel aura”, de color blanco opalescente.
  • Otra de las variedades más apreciadas es “aura arcoiris”, que gracias al titanio dota al cuarzo de una apariencia multicolor.
  • Más variedades serían el cuarzo “tanzine aura” (similar por su color a la tanzanita), el “aura tangerine” (de color mandarina), el “cranberry aura” (de color arándano), el “aura cobalto” (de color azul metálico), etc.

Si te has quedado con ganas de saber más, o quieres un precioso cuarzo aura en tu colección, ven a vernos a GEO ROOM, tu tienda de minerales en Madrid, C/Bretón de los Herreros 22 (Metro Alonso Cano/Ríos Rosas).

KUNZITA: JACKIE KENNEDY, LITIO Y UN MINERALOGISTA NEOYORKINO QUE LLEGÓ A SER VICEPRESIDENTE DE TIFFANY’S

Kunzita de Afganistán

La kunzita es uno de los minerales más apreciados por coleccionistas y aficionados en la actualidad, además de los más buscados en ornamentación. Te contamos cinco curiosidades sobre este apasionante silicato.

1)La kunzita es una variedad de espodumena, un silicato (inosilicatos, grupo Piroxenos), que además tiene otra variedad verde, llamada “hiddenita”. El nombre “espodumena” procede del griego σποδυμενος , que significa “quemado a cenizas”, en alusión al color opaco y gris del mineral en su uso industrial.

2) Una de sus propiedades más interesantes es el pleocroísmo, por la cual absorbe las radiaciones luminosas de manera diferente dependiendo de la dirección de la luz que incide sobre ella. Así, el mismo cristal puede parecer de colores distintos (rosa, violeta) dependiendo del ángulo desde el que lo miremos.

El mismo cristal de kunzita de la foto anterior, observado desde otro ángulo, pudiendo apreciarse el pleocroísmo.

3) Debe su nombre al mineralogista George F. Kunz, un autodidacta que acabó trabajando para Tiffany’s, llegando a ser su vicepresidente con tan solo 23 años, y que identificó este mineral por primera vez en 1902, aunque la espodumena, de la que es variedad, había sido descrita ya en 1800 por el naturalista brasileño José Bonifacio de Andrada y Silva.

George F. Kunz, el mineralogista que dio nombre a la Kunzita.

4) La kunzita es una fuente de la que se extrae litio, aunque el mineral que le otorga la coloración rosada es el manganeso. Posee una dureza de entre 6’5 y 7, y pertenece al sistema monoclínico, con cristales prismáticos y tabulares alargados.

5) En agosto de 1963, el presidente John F. Kennedy encargó para su mujer Jacqueline Kennedy un espectacular anillo de kunzita y diamantes en Van Cleef and Arpels en Nueva York, donde anteriormente había adquirido su anillo de compromiso, con intención de regalárselo en Navidad. Tristemente nunca tuvo ocasión, ya que fue asesinado solo unas pocas semanas después. El anillo llegó a la Casa Blanca en noviembre, y Jacqueline lo llevó consigo durante muchos años.

Como ves, la kunzita es un mineral apasionante, y si te ha picado la curiosidad, puedes encontrarla en GEO ROOM, tu tienda de minerales en Madrid (C/ Bretón de los Herreros 22).

¿ADULARIA O LABRADORITA BLANCA? EL LÍO DE LA PIEDRA LUNA

Sortijas de piedra luna y plata
Sortijas de piedra luna y plata

La piedra luna o Adularia es una variedad de feldespato (ortoclasa). Gracias a su microestructura, la difracción de la luz sobre su superficie produce ese efecto de brillo azulado tan espectacular que se llama adularescencia.

El nombre de este fascinante mineral procede de uno de los primeros lugares en los que fue extraído, el monte Adular, en Suiza. El más comercializado en la actualidad procede de la India.

Sin embargo, hay otro mineral que produce especímenes de “piedra luna” (entrecomillamos: técnicamente no lo es), que es la oligoclasa, también un feldespato como la adularia, pero más cercano a la labradorita, ya que se trata de un feldespato plagioclasa. El efecto visual que provoca la difracción de la luz sobre su superficie produce más colores que la adularescencia, siendo más similar a la labradorescencia de las labradoritas. A este mineral se le denomina en gemología y esoterismo “piedra luna arcoiris” o “labradorita blanca”.

De este modo, la cosa quedaría así: Tanto la adularia como la labradorita blanca o piedra luna arcoiris son feldespatos, pero de dos tipos:

Feldespatos potásicos: ortoclasa (Adularia).

Feldespatos plagioclasa: oligoclasa (Piedra luna arcoiris-labradorita blanca).

Esperamos haber sido de ayuda poniendo orden en la confusión, y si os habéis quedado con ganas de tener una piedra de luna, ya sea engastada o de bolsillo, ven a vernos a GEO ROOM, tienda de minerales en Madrid, C/ Bretón de los Herreros 22, Madrid.

EL ESCAPARATE DE MARZO EN GEO ROOM: NUESTROS FAVORITOS DEL MES

Marzo llegó a su fin, y con los aires primaverales toca cambiar de escaparate para darle la bienvenida al mes de abril con un montón de novedades.

Estos han sido nuestros favoritos:

  • Colgantes de “Jaspe Abejorro”: destacan sobre cualquier prenda, y se trata de una piedra ornamental (técnicamente no es un jaspe, aunque sea el nombre comercial que se le ha otorgado) muy original, compuesta por epidota, oropimente y azufre. Triunfan allá donde van.
  • Drusas de amatista de Artigas, Uruguay: nos encantan por su color morado saturado y sus preciosos cristales bien definidos.
  • Cuarzo rosa, de Brasil: esta belleza en bruto ha sido uno de los best sellers del mes, y viéndolos no hace falta explicar el porqué.
  • Colgantes de rodocrosita: la piedra nacional de Argentina ha sido otra de las protagonistas del mes, ¡y nos la habéis pedido más que nunca!
  • Azufre cristalizado, de la mina “El Desierto”, Bolivia: No hay quien se resista a su intenso color amarillo y sus interesantísimos cristales. Hemos pillado a más de uno acercando la nariz al escaparate para comprobar si efectivamente el azufre huele tan mal como dicen, ¡qué mala fama tiene este precioso mineral!
  • Celestinas de Madagascar: otro clásico que nunca pasa de moda. Una buena geoda de celestina es algo que nunca sobra, y resuelve muchos de esos momentos de “¿qué le regalo?”. Una celestina. Esa es la respuesta.
  • Labradoritas de Madagascar: la aurora boreal atrapada en piedra para que puedas observarla siempre que quieras, en diferentes tamaños y precios.
  • Turmalinas chorlo de Namibia: podemos encontrar turmalina negra en muchas partes del globo, pero la de Namibia suele mostrar preciosos cristales trigonales y un lustre vítreo excepcional.
  • Drusas de cuarzo cristal de roca de Brasil: muy transparentes y con los cristales perfectos, cuidadosamente seleccionadas.
  • Piritas cúbicas de Navajún, La Rioja: el cristal más perfecto que existe, una de las preguntas que más nos hacéis es “¿Esto sale así tal cual?”. En efecto, la mina de Piritas de Navajún es única, y produce los ejemplares más hermosos de pirita cúbica del mundo.
  • Peces fósiles de Green River Formation, Wyoming, EE.UU.: No pueden faltar los fósiles. Estos peces del género Knightia tan bien preservados son perfectos para, por ejemplo, montar un cuadro original con el que decorar tu salón. No deben faltar en ninguna colección paleontológica que se precie.

MINERALES RODADOS: ¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN?

Mesa central de GEO ROOM, donde encontrarás todo tipo de rodados y minerales en bruto de pequeño formato.

La mayoría de visitas que recibimos en GEO ROOM son de personas que ya están familiarizadas con el mundo del coleccionismo mineral, pero de vez en cuando entra algún curioso que se queda mirando nuestra mesa central. Se da una vuelta, se da otra vuelta. Mira y re-mira. Y al final por fin se decide a preguntar “Estas piedras… ¿qué son? ¿para qué sirven?”, “¿son minerales naturales? ¿por qué tienen estas formas concretas?”
Hoy nos hemos propuesto responder a esas preguntas.

Los rodados son minerales y rocas que han pasado por una máquina de tamboreado, en la que las superficies de estas piedras son pulidas, y sus partes más afiladas suavizadas, otorgándoles un aspecto redondeado y un tacto liso y agradable. Es decir, que se trata de minerales naturales, pero que han sido pulidos. Muchas piedras naturales muestran sus cualidades estéticas de una manera más evidente una vez han sido pulidas, sobre todo si se trata de minerales con un hábito masivo o microcristalino (sin cristales visibles) como por ejemplo todas las variedades de jaspes. Los minerales no pierden su estructura ni sus propiedades al ser pulidos, de hecho en muchas ocasiones podemos percibir mejor el brillo, la transparencia y el color gracias a este proceso. Algunos cantos rodados pueden haber sufrido otros procesos (tintes, tratamientos con metales, tratamiento con calor) o directamente puede tratarse de minerales sintéticos, como la opalita o el goldstone. Cuando compres cantos rodados ¡recuerda siempre mirar bien las etiquetas! Y si tienes alguna duda ¡pregunta al personal!

Una muestra de los cantos rodados que encontrarás en GEO ROOM: malaquitas, jaspes, ópalos, cuarzos, sardónice, ónix, fluorita, ágatas, obsidianas, turmalinas, labradoritas, etc.

Muchas personas coleccionan cantos rodados como piedras de bolsillo, por su belleza, por las propiedades metafísicas que históricamente se han atribuido a ciertos materiales y las terapias que se llevan a cabo con estos, o para elaborar piezas de bisutería y joyería. Sea cual sea el motivo, siempre hay una buena excusa para hacerse con una colección de cantos rodados. En GEO ROOM nos encanta colocarlos en platitos de madera o en cuencos de cristal. Imagina qué bonita quedaría tu colección de cantos rodados en una bandeja en la estantería o en el mueble de la entrada dando la bienvenida a todo el mundo. También puedes componer cuadros preciosos, o guardarlos en cajas de madera convenientemente identificados… ¡Lo que se te ocurra! Si estás buscando dónde comprar piedras naturales en Madrid ¡no mires más! Ven a vernos a GEO ROOM. Estamos en C/Bretón de los Herreros 22 (metro Ríos Rosas/Alonso Cano).

TODO LO QUE SIEMPRE QUISISTE SABER SOBRE LA RODOCROSITA Y NUNCA TE ATREVISTE A PREGUNTAR

Rodocrosita en pirita de Bolivia

La rodocrosita, ese fascinante carbonato de manganeso, objeto de deseo de coleccionistas y estetas, ese mineral que ansiamos lucir en pendientes, colgantes y anillos… ¡Prepárate para conocer todos sus secretos!

¿Por qué se llama “rodocrosita”?

El nombre de este mineral procede del griego “ῥόδον ” (“ῥοδόχρως “), que significa “de color rosa”. (No es que se comieran mucho la cabeza a la hora de nombrarlo, todo sea dicho).

¿En qué se diferencia de la rodonita? A veces los confundo

No te preocupes, pasa en las mejores familias. Tanto la rodocrosita como la rodonita comparten el “rodo”, es decir, el “rosa”. Sin embargo, para distinguirlas ten presente que en la rodonita encontrarás vetitas y manchas negras, mientras que en la rodocrosita lo más probable es que veas bandas más blanquecinas. La rodonita es silicato de manganeso, mientras que la rodocrosita es carbonato de manganeso.

Rodados de rodocrosita de Argentina.

¿Por qué todas mis amistades que han vuelto de un viaje a Argentina la conocen y la nombran sin parar?

Es normal. En primer lugar porque es un mineral que enamora, y en segundo lugar porque la rodocrosita se considera el mineral nacional de Argentina. La más hermosa procede de Capillitas, y forma estalactitas de rodocrosita bandeada, muy apreciada como piedra ornamental y de colección. También encontramos rodocrosita en Perú, en Colorado (donde se considera la piedra oficial de este estado de Estados Unidos desde hace unos años) y en lo que ahora es Rumanía, donde fue descrita por primera vez en 1813.

Cristales de rodocrosita en escalenoedro, de Perú.

¿Por qué hay rodocrosita de tonos de rosa tan distintos entre sí?

La forma más pura de rodocrosita, cuando está cristalizada, tira más hacia el rojo, pero se encuentran rodocrositas de muchos tonos de rojo-rosa rojizo-rosa claro. Esto ocurre cuando el calcio sustituye al manganeso en la estructura, “aclarando” el color, siendo así el rosado el más habitual.

¿De qué formas cristaliza? ¿Me puedes dar más datos de sus propiedades físicas por si acaso algún día voy a Saber y Ganar y me preguntan por ella?

Por supuesto. La rodocrosita pertenece al sistema trigonal, y podemos encontrarla cristalizada de muchas maneras: estalactítica, botroidal, en escalenoedros, granular… Su exfoliación es romboédrica, tiene una dureza de 3,5-4 en la escala de Mohs y según Wikipedia “Se encuentra en filones metalíferos hidrotermales de temperatura media, asociada con sulfuros de cobre, plata y plomo, y también junto a otros minerales de manganeso.” Es por esta razón que se hallan piezas tan bonitas de rodocrosita en pirita como la de la primera imagen de este post.

Vale, me has convencido, quiero una. ¿Dónde puedo comprar rodocrosita en Madrid?

Por supuesto en GEO ROOM, tu tienda de minerales en Madrid (C/ Bretón de los Herreros 22, metro Ríos Rosas/Alonso Cano).

GRANDES MUJERES DE LA HISTORIA DE LA GEOLOGÍA: 4 pioneras que debes conocer

Aunque, como ocurre con muchas otras ciencias, la geología ha sido tradicionalmente un campo reservado al género masculino, hemos querido aprovechar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora que se celebra este viernes 8 de marzo para rendir un pequeño homenaje a esas pioneras sin las cuales no estaríamos donde estamos hoy. Hay muchas, pero hemos escogido estas cuatro figuras clave. ¿Te apetece saber quiénes fueron Mary Anning, Florence Bascom o Hildegard von Bingen? ¡Pues sigue leyendo!

HILDEGARD VON BINGEN

Hildegard von Bingen, Doctora de la Iglesia, poeta, música, dramaturga, visionaria y experta en las propiedades de plantas y piedras.

Poeta, música, dramaturga, visionaria, experta en las propiedades plantas y piedras… la polifacética Hildegard von Bingen es una de las personalidades femeninas más destacables de la Edad Media. Esta pionera nació en 1098 en Renania-Palatinado, Alemania, en una familia acomodada. Desde los catorce años llevó una vida monacal, hasta que falleció a la edad de 82 años. Fue nombrada Doctora de la Iglesia en 2012.

Aunque tanto la geología como la mineralogía estaban aún lejos de convertirse en disciplinas consolidadas, las aportaciones de von Bingen son tremendamente valiosas, y nos permiten hacernos una idea de la consideración que tenían los minerales en la Edad Media. En su obra “Physica” dedica una parte a los poderes curativos de las piedras: esmeralda, topacio, magnetita, cuarzo, calcedonia, cornalina, etc. Afortunadamente el lapidario de von Bingen está traducido al español

MARTINE BERTEREAU

Carta que Martine Bertereau escribió al Cardenal Richelieu para pedirle que remunerara su trabajo

Nacida en el año 1600, Bertereau procedía de una familia dedicada a la minería. Es considerada una pionera de la ingeniería de minas y la mineralogía, y junto a su marido realizó numerosos trabajos en este campo para la corona francesa y otros “clientes”. Viajó por Europa y Sudamérica desempeñando su labor, en busca de yacimientos. Lamentablemente, como ocurrió con otras muchas mujeres científicas de siglos pretéritos, que Bertereau no se ciñera al papel asignado a su género no gustó nada a la Iglesia, que la acusó de utilizar métodos propios de la brujería en el desempeño de sus trabajos. Tristemente tanto ella como su marido murieron en prisión.

MARY ANNING

Retrato de Mary Anning. Se encuentra en el Museo de Historia Natural de Londres

Mary Anning, considerada una de las pioneras de la paleontología, nació en Lyme Regis, Inglaterra, en 1799. Su padre era ebanista, pero complementaba su labor con la búsqueda de fósiles. La familia de Mary Anning era religiosa disidente, lo que supondría un problema para la posterior carrera de Anning. Empezó vendiendo fósiles a los turistas en una mesa que ponía su padre en la parada de diligencias de una posada local, pero su gran “hit” llegó con el descubrimiento de un esqueleto de ictiosaurio, lo que hizo que la comunidad científica se interesara por ella. Siguió con sus búsquedas, y la venta de unos cuantos buenos ejemplares le permitió comprar una casita con escaparate en la que montó su propio establecimiento, donde recibió visitas de grandes coleccionistas de toda Europa y de los más importantes geológos de la época, que contaron con ella para asuntos de clasificación de especies, búsqueda de especímenes, etc. Por supuesto su vida como mujer dedicada a la ciencia no estuvo exenta de problemas: sus colegas la veían como a una intrusa, y muchos de ellos se aprovecharon de su trabajo, no solo sin que ella viera un céntimo, sino que evitaron incluso citar su nombre. En definitiva, una mujer fascinante que os animamos a investigar en profundidad.

FLORENCE BASCOM

Florence Bascom

Esta geóloga nacida en 1862 fue nada más y nada menos que la segunda mujer en obtener un doctorado en geología en Estados Unidos, y la primera en hacerlo en la Johns Hopkins University. Asimismo, fue la primera geológa contratada por el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Se dedicó a la investigación de los volcanes, de la erosión de la zona de Pennsylvania, y fue profesora en el Bryn Mawr College, donde se encargó de recopilar una colección de fósiles, rocas y minerales. En el Departamento de Geología del Bryn Mawr College, fundado por ella misma, enseñó a toda una nueva generación de geólogas, por lo que podría decirse que todas las geólogas estadounidenses son discípulas de Bascom.