JADE QUE NO ES JADE: LOS RODILLOS FACIALES Y EL “NUEVO JADE”

Rodillo de “Nuevo Jade”

Siempre es una pena tener que ser portadores de malas noticias, pero cuando se trata de minerales, nos gusta hablar con claridad: Gran parte del jade que se vende en la actualidad como jade… no es jade.

“¿¿Cómo??”, te estarás preguntando. En efecto. El jade es un mineral más bien escaso, del que existen dos variedades, ambas silicatos: la jadeíta (del grupo de los piroxenos), considerada más valiosa, y la nefrita (del grupo de los anfíboles), más común, pero igual de bella.

Y ahora entra en la ecuación un tercer mineral, que sin ser un jade, se comercializa como tal en muchas ocasiones: la serpentina que se ha denominado “nuevo jade”, de un color verde claro, y de la que están hechos los populares “rodillos de jade”. Es tal la abundancia de esta piedra vendida como “jade”, que muchas personas miran con suspicacia el jade “real” (ya sea nefrita o jadeíta), ya que en su mente el jade es el mineral de los rodillos.

El llamado “nuevo jade” es una atractiva variedad de serpentina, muy abundante y muy similar físicamente al jade, y que por lo tanto se utiliza en sustitución de este en ornamentación, esculturas, etc.

“Nuevo jade”, variedad de serpentina

En conclusión, podríamos decir que si lo que buscas es jade, pregunta siempre por jadeíta o nefrita, y desconfía de las piezas de jade de color verde claro amarillento, ya que probablemente se trate de “nuevo jade”. Y no te preocupes: aunque los populares rodillos faciales sean de serpentina, siguen teniendo un efecto muy agradable y vigorizante sobre la piel de la cara, sobre todo si los dejas en la nevera un ratito antes de su uso por las mañanas.

Si quieres adquirir jade (tanto nefrita de Canadá como jadeíta de China y Birmania), en GEO ROOM (C/Bretón de los Herreros 22, Madrid) disponemos de rodados y de bisutería de esta piedra maravillosa (pulseras, colgantes, hilos de cuentas, ¡pregúntanos!). También online en minerales-geo-room.myshopify.com

KUNZITA: JACKIE KENNEDY, LITIO Y UN MINERALOGISTA NEOYORKINO QUE LLEGÓ A SER VICEPRESIDENTE DE TIFFANY’S

Kunzita de Afganistán

La kunzita es uno de los minerales más apreciados por coleccionistas y aficionados en la actualidad, además de los más buscados en ornamentación. Te contamos cinco curiosidades sobre este apasionante silicato.

1)La kunzita es una variedad de espodumena, un silicato (inosilicatos, grupo Piroxenos), que además tiene otra variedad verde, llamada “hiddenita”. El nombre “espodumena” procede del griego σποδυμενος , que significa “quemado a cenizas”, en alusión al color opaco y gris del mineral en su uso industrial.

2) Una de sus propiedades más interesantes es el pleocroísmo, por la cual absorbe las radiaciones luminosas de manera diferente dependiendo de la dirección de la luz que incide sobre ella. Así, el mismo cristal puede parecer de colores distintos (rosa, violeta) dependiendo del ángulo desde el que lo miremos.

El mismo cristal de kunzita de la foto anterior, observado desde otro ángulo, pudiendo apreciarse el pleocroísmo.

3) Debe su nombre al mineralogista George F. Kunz, un autodidacta que acabó trabajando para Tiffany’s, llegando a ser su vicepresidente con tan solo 23 años, y que identificó este mineral por primera vez en 1902, aunque la espodumena, de la que es variedad, había sido descrita ya en 1800 por el naturalista brasileño José Bonifacio de Andrada y Silva.

George F. Kunz, el mineralogista que dio nombre a la Kunzita.

4) La kunzita es una fuente de la que se extrae litio, aunque el mineral que le otorga la coloración rosada es el manganeso. Posee una dureza de entre 6’5 y 7, y pertenece al sistema monoclínico, con cristales prismáticos y tabulares alargados.

5) En agosto de 1963, el presidente John F. Kennedy encargó para su mujer Jacqueline Kennedy un espectacular anillo de kunzita y diamantes en Van Cleef and Arpels en Nueva York, donde anteriormente había adquirido su anillo de compromiso, con intención de regalárselo en Navidad. Tristemente nunca tuvo ocasión, ya que fue asesinado solo unas pocas semanas después. El anillo llegó a la Casa Blanca en noviembre, y Jacqueline lo llevó consigo durante muchos años.

Como ves, la kunzita es un mineral apasionante, y si te ha picado la curiosidad, puedes encontrarla en GEO ROOM, tu tienda de minerales en Madrid (C/ Bretón de los Herreros 22). También online en minerales-geo-room.myshopify.com

¿ADULARIA O LABRADORITA BLANCA? EL LÍO DE LA PIEDRA LUNA

Sortijas de piedra luna y plata
Sortijas de piedra luna y plata

Visita nuestra tienda online de minerales aqui.

La piedra luna o Adularia es una variedad de feldespato (ortoclasa). Gracias a su microestructura, la difracción de la luz sobre su superficie produce ese efecto de brillo tan espectacular que se llama adularescencia.

El nombre de este fascinante mineral procede de uno de los primeros lugares en los que fue extraído, el monte Adular, en Suiza. El más comercializado en la actualidad procede de la India.

Sin embargo, hay otro mineral que produce especímenes de “piedra luna” (entrecomillamos: técnicamente no lo es), que es la oligoclasa, también un feldespato como la adularia, pero más cercano a la labradorita, ya que se trata de un feldespato plagioclasa. El efecto visual que provoca la difracción de la luz sobre su superficie produce más colores que la adularescencia, siendo más similar a la labradorescencia de las labradoritas. A este mineral se le denomina en gemología y esoterismo “piedra luna arcoiris” o “labradorita blanca”.

De este modo, la cosa quedaría así: Tanto la adularia como la labradorita blanca o piedra luna arcoiris son feldespatos, pero de dos tipos:

Feldespatos potásicos: ortoclasa (Adularia).

Feldespatos plagioclasa: oligoclasa (Piedra luna arcoiris-labradorita blanca).

Esperamos haber sido de ayuda poniendo orden en la confusión, y si os habéis quedado con ganas de tener una piedra de luna, ya sea engastada o de bolsillo, ven a vernos a GEO ROOM, tienda de minerales en Madrid, C/ Bretón de los Herreros 22, Madrid. También online en minerales-geo-room.myshopify.com